USO DE COOKIES

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.

Descubre
Formentera

Sant Francesc

Es el pueblo más grande de Formentera y el primero que se encueentra el viajero una vez que abandona el puerto de La Savina a poco más de 3 km. San Francesc es la capital de la isla, allí se encuentra el Ayuntamiento y frente a éste, la iglesia del siglo XVIII que antaño sirvió como refugio de los ataques bárbaros. Fue inaugurada el 15 de mayo de 1726 y dedicado a Sant Francesc Xavier. En el entorno de la iglesia se construyeron las primeras casas que se denominaban Poble de Formentera.

Toda la vida se organiza alrededor de la plaza del pueblo con multitud de bares, restaurantes y tiendas, destacan particularmente las de ropa y decoración, casi todas regentadas por los propios artesanos. En las inmediaciones existen varias calles peatonales que durante la noche se convierten en mercadillo.

Cerca de la capital se pueden visitar Las Ruinas de Can Blai. El Castellum romano de Can Blai, también conocido como Can Pins, es el testimonio más importante del paso de los romanos por Formentera en el S. III d. C. El yacimiento se encuentra en el istmo que une la Mola con el resto de la isla, concretamente a la altura del kilómetro 10 de la carretera de La Savina al Pilar. En la época romana, Formentera era la frontera entre Ibiza y las tierras de más allá del mar, así que Can Blai, situado a unos 10 metros sobre el nivel del mar y sus vistas preferentes sobre el área marítima que hay a ambos lados del istmo, fueron una gran ayuda en la defensa de Ibiza.